No products in the cart.

Somos

Fuimos en busca del libro; es a eso a lo que se va a la Biblioteca. Pero no todo lo que cuenta en esta vida es la intención, también hay algo de destino y un par de páginas de libre lectura. Los mayores descubrimientos florecen de un despiste, y gran parte de la fascinación que producen se debe a que el descubridor se sabe descubierto. He ahí la magia de todo hallazgo, el hechizo de encontrarse a uno mismo. ¿Qué más da que ocurra párrafo arriba o párrafo abajo? Lo importante es que cuando te encuentres, seas consciente de que tu descubridor también iba en busca del libro.

Fue en esa búsqueda (desconozco por obra de qué pluma) que acabamos coincidiendo en la Biblioteca; el uno frente al otro, en pasillos paralelos, ojeándonos tras los anaqueles y las signaturas, tanteando los mismos títulos. Si estaba escrito o no, me diría ella (yo estaba convencido de que sí), eso se lo dejo a los profetas y a los iluminados. Una lectora se tiene que limitar al ideal, nunca a la certeza. Sin embargo, algo de cierto había en todo aquello. Lo único que teníamos que hacer era interpretarlo.

Conforme se ha encontrado lo que se buscaba, la Biblioteca se desvanece. Los libros se vuelven humo, y las letras ruedan desperdigadas por el suelo. Sólo permanece el libro escogido, y es imposible saber dónde vas a estar un instante después de la elección. Puedes aparecer en una cafetería, en un rascacielos o en la India. Lo importante es que, dirección a esa Ítaca, habrás recorrido el camino que te llevó a ser quien eres, y es sólo en ese camino donde convergemos con lo que son todos los demás.

Nosotros nacimos llenos de ilusión. De esa ilusión por hallar lo increíble, lo imprevisto, lo que no está escrito. Y ¿qué lugar mejor para hallarlo que un libro aún por escribir? Esa es la consigna de todo el que se adentra en la Biblioteca, porque en la Biblioteca los libros sólo los escribe tu determinación. Nuestra voluntad escribió el libro que nos ha llevado a todos hoy aquí, a este proyecto que provocará el desvanecimiento de muchas otras Bibliotecas, y abrirá caminos para la iluminación de nuevas Ítacas.

Tú decides qué libro leer.

¿QUIÉNES SOMOS?